• 18 de marzo de 2019 08:52:52 AM
  • ESP | ENG |
DNP

 El campesinado, eje central de la estrategia rural del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022

27/02/2019 21:00

​​​​Bogotá, febrero 27 de 2019. Uno de los ejes centrales de la estrategia rural del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, Pacto por Colombia, pacto por la equidad, es el mejoramiento de las condiciones económicas y sociales del campesinado colombiano.

Para el logro de este objetivo se diseñó un paquete de medidas que incluyen un mayor acceso de los pequeños productores del campo a capital de trabajo, la formalización de sus propiedades y su vinculación a circuitos de comercialización.

En la reactivación del sector rural y la reducción de la desigualdad social, la mujer campesina jugará un papel protagónico mediante su vinculación a los procesos de ordenamiento social y productivo, lo mismo que a la titulación de tierras.

Una de las metas puntuales del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 es que por lo menos 300 mil productores suscriban acuerdos de agricultura por contrato y unos 91 mil se beneficien de los programas de inclusión productiva.

Las siguientes son algunas de las acciones contempladas en el Plan de Desarrollo Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad que beneficiarán al campesinado colombiano.

Las estrategias del Plan Nacional de Desarrollo (PND) para los pobladores rurales buscan dinamizar su inclusión social y productiva. Este boletín da cuenta de las principales estrategias para lograr que en el 2022 el campesinado cuente con mayores ingresos y mejores condiciones de vida. Esta ruta reconoce la importancia de diversificar las actividades productivas de los territorios rurales, atiende las particularidades de cada región, se ajusta a las necesidades de los pequeños y medianos productores y es complemento del conjunto de políticas y programas sociales presentados en el Boletín Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad: una apuesta social por el campo colombiano.

FORTALECIMIENTO DE LA ECONOMÍA RURAL. El PND incluye incentivos para la asociatividad, el acceso a factores productivos para la Agricultura Campesina Familiar y Comunitaria (ACFC), y el fortalecimiento de la oferta de Proyectos Integrales de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR). En materia de comercialización, se fortalecerán las compras públicas locales a productores de ACFC y se promoverán circuitos cortos de comercialización. En este sentido, el objetivo es que al menos 300 mil productores suscriban acuerdos de agricultura por contrato y más de 91 mil se beneficien de estrategias de inclusión productiva. Además, se espera fortalecer 1.800 esquemas asociativos y aumentar de 199 mil a 550 mil el número de productores atendidos con servicios de extensión agropecuaria (acceso a tecnologías, productos y servicios de apoyo).

Además, el PND reconoce que no todo lo rural es agropecuario; por ello se impulsarán actividades no agropecuarias, para que los ingresos de la población rural sean suficientes y sostenibles. Para ello se promoverán encadenamientos productivos rurales no agropecuarios, y se dará apoyo a iniciativas de turismo y servicios, al programa Emprende Rural – SER del SENA y al diseño de estrategias de turismo rural en el marco del Plan Sectorial de Turismo con énfasis en territorios con atractivos naturales y culturales.

El acceso a capital de trabajo también es estratégico para el desarrollo de las actividades agropecuarias y en el campo colombiano hay un notable rezago en esta materia. El PND propone mejorar el acceso a instrumentos financieros a través de estrategias como la educación financiera, la promoción de las microfinanzas rurales, un Sistema Móvil de Garantías, instrumentos financieros orientados al crecimiento verde y una política de gestión integral de riesgos agropecuarios. Las metas en esta materia buscan: i) incrementar de 297 a 1.411 las operaciones de crédito en actividades no agropecuarias de FINAGRO y ii) aumentar el porcentaje de adultos en zonas rurales que cuentan con algún producto financiero (de 61% a 68%).

ACCESO Y FORMALIZACIÓN DE TIERRAS. El PND contempla estrategias para aumentar los títulos formalizados sobre predios privados, pasando de un poco más de mil a 24 mil, así como incrementar los títulos que otorgan acceso a tierras de 17 mil a 24 mil. Esto mediante la reglamentación de uso y beneficios de la tierra, así como el diseño de procedimientos que permitan mayor agilidad en los tiempos de respuesta al ciudadano.

Además, se implementará el Catastro Multipropósito para regularizar con transparencia la propiedad, estimular la desconcentración de la tierra y facilitar el desarrollo rural integral.  A este respecto la meta es lograr el 60% de actualización catastral, frente al 20% de hoy, lo cual va a beneficiar principalmente las áreas rurales.

INFRAESTRUCTURA PRODUCTIVA. En Colombia el 75% de las vías terciarias se encuentran en mal estado. El PND cuenta con estrategias para mejorar la calidad y cobertura de la infraestructura vial y de comercialización en los territorios rurales, y pondrá en ejecución el Plan Nacional de Vías para la integración regional, el cual tiene énfasis en la adecuación de vías terciarias.

Otro de los limitantes para la productividad agropecuaria es la baja cobertura de riego, que en Colombia apenas cubre el 6% de los 18,4 millones de hectáreas con potencial para construir infraestructura para riego y drenaje. Atendiendo esta necesidad, el PND propone ampliar la cobertura en 50 mil nuevas hectáreas; rehabilitar, complementar y modernizar 94 mil hectáreas; y adecuar 5 mil hectáreas con soluciones individuales de riego, drenaje y/o protección contra inundaciones.

CULTIVOS ILÍCITOS Y CONSTRUCCIÓN DE PAZ. El acelerado crecimiento de cultivos ilícitos es uno de los mayores retos para la construcción de la paz y ha limitado la reconversión productiva de las economías rurales al tiempo que ha generado enormes costos ambientales. El presente PND, por medio de sus estrategias para la estabilización de los territorios y la transformación del campo, buscará que 64 mil familias finalicen su proceso de sustitución de cultivos ilícitos. Además, aumentará de 33 mil a 50 mil las hectáreas erradicadas de estos cultivos en el marco de los acuerdos de sustitución.

​CAMPO, AMBIENTE Y CAMBIO CLIMÁTICO. La consideración de los recursos naturales como activos estratégicos de la Nación reconoce la importancia de las estrategias de conservación de estos recursos a través de su uso sostenible y de apalancar oportunidades para desarrollar alternativas productivas económicas incluyentes y basadas en el capital natural, para los habitantes de estos territorios. Para ello el Plan incluye el uso de incentivos a la conservación y el pago de servicios ambientales y la promoción de actividades como turismo sostenible, negocios verdes y bioeconomía. También se contempla la posibilidad de celebrar acuerdos con población campesina que habite o realice usos tradicionales en estas áreas para que las comunidades permanezcan allí adelantando tareas de conservación y restauración.

La agenda de sostenibilidad incorpora estrategias para la mitigación de los efectos del cambio climático tales como la agricultura climáticamente inteligente, los incentivos para el uso de tecnologías limpias y prácticas para reducción de impactos ambientales, y la planificación basada en riesgos climáticos. Se tiene previsto aumentar de 72 mil a 142 mil las hectáreas con producción ganadera bovina sostenible, y de 65 mil a 260 mil las hectáreas bajo esquemas de Pagos por Servicios Ambientales (PSA).

MUJER RURAL. Las mujeres rurales son uno de los principales agentes de transformación del campo. Por esa razón, se fortalecerá la inclusión de las mujeres en los procesos de acceso y formalización de tierras, aumentando de 8 mil a 12 mil las mujeres beneficiadas. Adicionalmente, se garantizará la inclusión de las mujeres rurales en los procesos de ordenamiento social y productivo, en la provisión de servicios de extensión agropecuaria y en el acceso a crédito. Las metas del PND apuntan a que el porcentaje de participación de las mujeres rurales beneficiarias del servicio de extensión agropecuaria y de las operaciones de crédito agropecuario y rural llegue al 30% y al 34%, respectivamente.

ESPECIALIDAD AGRARIA. El PND propone la formulación de modelos de oferta y atención de justicia local y rural a partir del análisis de lecciones aprendidas y de la caracterización de la demanda de justicia local y rural. Además, se plantea el desarrollo de acciones de control y la presencia de jueces agrarios para la resolución y prevención de conflictos en las zonas rurales del país.

Imprimir Comparte esta publicación Compartir en Facebook Compartir en Twitter
ARCHIVO
Número de visitas:
35.854.508
“Este Portal Web está diseñado para funcionar correctamente en IE 8.0+, Firefox 31+, Google Chrome 36+, Safari 5+ y/o Opera 24+”