El DNP le apuesta a las segundas oportunidades

24/01/2017 0:00

​​

El sistema penitenciario y carcelario en Colombia se fundamenta en la resocialización, como función y finalidad de la pena, cuya principal herramienta es el tratamiento penitenciario y carcelario. Este último se implementa mediante la caracterización del individuo, el apoyo psicosocial, la disciplina, el trabajo, el estudio, la formación espiritual, la cultura, el deporte y la recreación, según lo establece la ley 65 de 1993.

Al ingreso a un centro de reclusión las personas privadas de la libertad requieren la intervención, mediante los programas de atención y tratamiento, para garantizar la debida prestación de un programa penitenciario adecuado para cada caso particular. No obstante, la mayoría de las personas privadas de la libertad presentan problemas de adaptación social importantes, que pueden conllevar a la estigmatización, conflictos familiares y comunitarios, causando un impacto negativo en el proceso de inclusión una vez en libertad.

Así, se ha identificado la necesidad de fortalecer los programas de reintegración social, laboral y familiar, para facilitar el reencuentro con la vida en libertad y, de esta manera, prevenir la reincidencia y contribuir a la seguridad pública.

En virtud de lo anterior y en observancia al Plan Nacional de Desarrollo (2014-2018), que promueve la generación de programas encaminados a la prevención social y situacional del delito, mediante la articulación de acciones e intervenciones que vinculen la capacidad innovadora del sector privado, se pretende realizar un proyecto de impacto que repercuta directamente en el bienestar de las personas privadas de la libertad y/o en la población pospenada del país.

Partiendo del proyecto del Restaurante Interno, promovido por la Fundación Teatro Interno y por la Gobernación de Bolívar, en la Cárcel de San Diego en la ciudad de Cartagena, se pretende: (i) diseñar una metodología para definir una línea base de medición del impacto de los programas de atención y tratamiento de las personas privadas de la libertad y/o pospenadas; (ii) diseñar un modelo de articulación de actores públicos y privados para la ejecución de programas productivos y de crecimiento interno, encaminados a la resocialización y a la reinserción laboral; y (iii) analizar el riesgo de reincidencia de la población privada de la libertad y/o pospenada, involucrada en programas de atención enfocados en la reinserción social, familiar y laboral del individuo.​

En virtud de lo anterior, el Departamento Nacional de Planeación y la Fundación Teatro Interno firmaron un documento de intención, con el objeto de aunar esfuerzos para la generación de insumos técnicos que permitan formular y ejecutar programas y proyectos que articulen las iniciativas del sector público y privado, que impacten directamente en la atención, el tratamiento y la reinserción familiar, social y laboral de la población privada de la libertad y pospenada del país.

Imprimir Comparte esta publicación Compartir en Facebook Compartir en Twitter
ARCHIVO